Avestruz africano

Evolución de las aves

Antecesor común de las aves

Existen aproximadamente 10.000 especies de aves a día de hoy. Todas éstas tienen un mismo antecesor común: un dinosaurio terópodo, es decir, que caminaba sobre dos patas y comía carne. Los terópodos ancestralmente eran depredadores, aunque varios grupos evolucionaron para volverse herbívoros, omnívoros y piscívoros. 

El ave más antiguo y menos evolucionado es el avestruz, seguido de otras aves prehistóricas de su mismo orden. Biólogos evolucionistas indican que el avestruz es una especie que existe desde aproximadamente 75 millones de años.

Aves primitivas y modernas

Todas las aves vivas se clasifican como Neornithes, no obstante hubo una división importante a nivel genético hace unos 100 millones de años. Separando las aves en dos grupos: Palaeognathae (aves primitivas) y Neognathae (aves modernas).

Existen solamente 6 familias de Palaeognathae o aves primitivas, caracterizadas por una compleja estructura ósea en la mandíbula superior. De estas solamente una especie es capaz de volar: el Tinamous de sud y centro américa.

Las otras 5 familias pertenecen a un mismo orden: LAS RATITES. Que son aves primitivas no voladores y también se caracterizan por utilizar el lenguaje corporal en vez de la voz, puesto que sus cuerdas vocales son muy primitivas.

Los modelos de evolución de las ratites, se remonta a la ruptura de Gondwana, el supercontinente antiguo que unía ÁfricaMadagascarAmérica del SurIndiaAustralia y Nueva Zelanda, hará unos 80 millones de años.

En cuanto al grupo de aves modernas, las Neognathae, componen unas 10.000 especies.

Así pues nos podemos hacer una idea de lo importante y valioso que son las las ratites. Éstas serían los animales más cercanos al dinosaurio extinto, y en concreto el avestruz.

Comparación de anatomía

El esqueleto de las ratites es distinto al de las aves modernas:

1. Las aves modernas poseen una quilla en su esternón para la inserción de los músculos pectorales, permitiéndoles batir con fuerza sus alas. En cambio, las ratites y al igual que todos los dinosaurios extintos, tienen el esternón plano y sin quilla. Así pues, no tienen la fuerza necesaria para levantarse en el aire, ya que sus músculos pectorales son insignificantes.

2. Las ratites tienen las clavículas separadas, como un reptil. En cambio, los pájaros modernos tienen las clavículas fusionadas en un solo hueso. Esto les permite el movimiento típico de las alas al volar. Sin embargo, las alas de las ratites pueden moverse de forma muy limitada, generalmente hacia delante y atrás y no de arriba a abajo.

3. Las alas de las ratites son muy cortas respecto a su cuerpo, en comparación a las aves modernas. De hecho, el avestruz es el ave con el mayor número de dedos en su ala (conservando aún las garras originales de la mano). 

 

Las plumas también se adaptan a las necesidades de las aves. Las ratites poseen plumas primitivas cuya función es el aislamiento de calor o frío y sirven también para el cortejo. Estas plumas se caracterizan por tener los filamentos separados, siendo así inútiles para volar. En cambio, las plumas de las aves modernas poseen micro ganchos para unir los filamentos. De esta forma, son capaces de empujar el aire y levantar su cuerpo.

 

Las ratites simplemente no están diseñados para volar, pero sí para correr muy deprisa.